lunes, 28 de abril de 2014

NUCLEAR SUMMER




Nuclear Summer by Youngblood Brass Band on Grooveshark




Sé que este verano va a ser distinto. Distinto a mí, distinto a todo. A pesar de esta lluvia sempiterna sé que algo se acerca, algo que me gusta demasiado para obviarlo.



Oigo tu voz susurrándome a través de las ondas de calor que propaga el verano desde lejos. Siento tus manos extendiéndose alrededor de mí, empapando mi culo en chorros y chorros, fundiéndome en nubes de mercurio desde el borde rosáceo de mi coño hasta el purpúreo contorno de mis labios, haciendo que me licue como si yo fuera un metal y tú el perfecto alquímico con la puta fórmula. Mi fórmula. Experto en mis aleaciones.

¿Oyes esa trompeta? Yo la llevo dentro subiendo y bajando, casi puedo sentir su presión en mis pezones y veo nubes y nubes de deseo prolongándose sobre nuestros cuerpos, ideando perversiones… Yo tu puta, tú mi perro. Desnudos , cachondos, tirados por el suelo, vestidos de zorra, colocados de concupiscencia, abrazados al placer como la única verdad del mundo. A tomar por culo la puta crisis, las fusiones, las mafias, el Gran Cabrón engulléndonos con su enorme boca de puta vieja hambrienta. Oigo esa trompeta y me tranquilizo… Solo hay un fin del mundo que me interese.

Sé que me queda un tiempo para hacerme yo. Más yo que nunca. Yo en mi lascivia, en mi coño gritándote: "Estoy como una perra, ven aquí y fóllame ¿ es una señal suficiente para saber que estoy cachonda ?” , en mi cuerpo retorciéndose con el tibio tacto de tu cuerpo, en mis piel abriéndose ante la divina visión de tus labios, en mi agujero hincado en tu polla hasta reventar de gusto.

Sé que hay un lugar, un tiempo para dedicarme a mí. A mi coño. A mi placer, a todo eso que me es negado desde esos lugares que no me importan y que tantos y con tanto esfuerzo quieren infiltrarme el miedo, miedo a sentir, a soñar, a ser… a vivir. Vivirme.Y yo resisto en tu cuerpo. En tu humedad. En tu dureza. En tu imaginación. En eso en lo que me transformo cuando estoy contigo. Y sobre todo en todo eso que eres tú cuando estás conmigo, esa cosa oscura y luminosa que solo busca mis gemidos y los tuyos, que me hace estremecer, olvidarme del mundo, esa cosa que sigue y sigue emponzoñando mis células. Tu polla hirviendo en la marmita mágica de mi lujuria. Mis bragas empapadas de ti. Lascivia tú, lúbrica yo. Y tu boca, oh dios, tu boca haciendo su trabajo con la pericia de un cirujano, operando en mí para resucitar a los muertos…

Mi deseo es tu boca conformando mi coño, tu lengua ajustada a mi agujero, resbalando por la eterna hendidura de mi raja, inflando mi coño de gozo, de esa manera de sentirme viva.

Mi deseo es mi boca comiéndote la polla hasta el puto fin del mundo, resbalando sobre mi glotis, acariciando mi impudicia desde el centro de mi calor. Yo. Tu zorra.



Y sentir tu sudor resbalando desde tu frente cayendo sobre mis tetas, y ambos, jadeantes, reptándonos como culebras en este Apocalipsis del silencio, donde solo se oyen nuestros cuerpos arrugados por la humedad del éxtasis.

Mi deseo son tus manos abriendo mis cachas. Tu mirada de macho en celo devorando mis agujeros, con tanta curiosidad como incontinencia, y tu polla brillando de ganas, deseando alcanzarme en las estrechas paredes de mi culo, saboreándome en las excelsas murallas de mi coño, dibujándome de placeres absolutos, mostrándome partes de mí que no sabía mías.

Mi deseo eres tú follándome el culo a destajo mientras grito tu nombre y mis tetas bambolean al ritmo que tú marcas.

Mi deseo eres tú en este verano inmenso transgrediendo todos y cada uno de los conceptos, todas y cada una de las reglas, mi deseo eres tú mandando todo a tomar por culo para follarme a saco, a conciencia, mientras siento tu polla al final de mí, en lo más hondo y te oigo gritar mi nombre.

Joder, nunca más llegará septiembre a nuestros cuerpos temblorosos.


3 comentarios:

Di lo que quieras, pero recuerda que es mi blog