domingo, 6 de abril de 2014

ALMA







Hoy he cruzado la calle sin darme cuenta de que un bus se me echaba encima. Literal.

Ventajas de ser yo misma:

- Puedo hacerme inmune a los buses.

- Puedo hacerme pequeña, pequeña, pequeña. Mujer menguante en ciudad creciente de inmundicias.

- Puedo hacerme tan yo como un átomo partidario de la fuerza centrípeta de sus partículas. Partícula iluminada que se mantiene a oscuras en tiempo de crisis. Todo un portento.

Esto lo cuento porque, a veces, en mi locura, me pienso distinta, diferente, protegida por los dioses, incluso jodidamente inmortal…y esto me pasa sobre todo cuando siento la ausencia de ese espíritu que dice ser yo, cuando todo me da igual, cuando nada puede alcanzarme porque, sencillamente, no estoy… Me he ido, lejos, muy lejos (puede que más allá de Orión…) Te sientes inmensa, sí, pero es una estupidez creerse indestructible. Y es seguro que si vas buscando abismos los encuentras.

Joder si es que me lo dicen muchas veces: “Si no sabes si te vas a poner a escribir al llegar…no bebas…”

No he bebido pero estoy embriagadamente triste. Por eso tengo a Django Reinhardt en el reproductor de música, para que me reproduzca su amor y sus ganas. Para que me contagie de ese mínimo suspiro: alma.

Subo por las cuerdas de una guitarra que no es mía, pero al poco me lanzo por sus trastes hasta caer en su agujero.

Y en ese abismo procuro fortalecerme, arrancarme esta tristeza que me contamina a cada paso. Y en ese hueco armónico de gozo, de lucha, de fingida alegría sobrevivo, abro mi carne y me busco mi pequeño demonio. Y en ese espacio entre yo y yo…hay algo mágico…ese algo que me deja seguir poniendo un pie delante de otro y volver al mástil donde bailo, aunque no haya nada que merezca la pena más que seguir el puto ritmo. Donde quiero seguir bailando y nada más…

Si mi pena no sabe hallar su otro lado, viceversa de mí, ¿cómo alcanzar el alma que hace vibrar a mi guitarra…?

Y este cuerpo mío está esperando ser hallado … … … … en movimiento

10 comentarios:

  1. Resurges mas fuerte y llena de energía mientras ese cuerpo tuyo espera que le hallen.

    ResponderEliminar
  2. Noto la tristeza como se va yendo de ti.
    Así es la buena reacción Niña Mala.
    Así puedes hasta parar un autobús y además es época de alegrarse aun sin motivos para ello.
    ¡Me encanta como escribes y también Django Reinhardt !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual no es tan importante que se vaya la tristeza como que venga la alegría, aunque sea la de Django. Gracias.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Me encantan tus post.. Y te pido permiso para compartir,x TW, (hasta donde yo pueda) vale? Ya m diras ,cari .. Q stoy casada!! Jajaja ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para compartir (lo que sea) no se pide permiso ;)

      Eliminar
  4. Ahh.. Tè sigo en G+ como crys c y troyanka ocho .. Ok!! Para q m reconozcas" Salu2 otra vez ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que te has emocionado con mis post!! Muaka

      Eliminar
  5. Compartir tu profundidad, tus sentimientos, indica que no eres nada trivial.
    Fuente que manas creaciones, que quieres que lleguen... y llegan... te lo puedo asegurar.

    ResponderEliminar
  6. Compartir tu profundidad, tus sentimientos, indica que no eres nada trivial.
    Fuente que manas creaciones, que quieres que lleguen... y llegan... te lo puedo asegurar.

    ResponderEliminar

Di lo que quieras, pero recuerda que es mi blog